Seleccionar página

GUÍA DE LAS DIFERENTES TÉCNICAS DE COLORACIÓN

Si estás pensando en cambiar el color de tu cabello, existen muchas técnicas de coloración que puedes elegir para lograr el resultado que deseas. En esta guía, te presentamos algunas de las opciones más populares:

  • MECHAS BABYLIGHTS: Esta tendencia todavía sigue triunfando por su naturalidad. Consiste en crear mechones muy finos y sutiles que imitan el efecto del sol en el cabello. Se aplica principalmente en tonos rubios y castaños claros. Precio aproximado: 80-120 euros.
  • BALAYAGE: Esta técnica francesa que significa “barrido” se ha convertido en una de las favoritas de muchas personas. Consiste en aplicar el color de forma libre y a mano alzada, creando un efecto degradado y natural. Es ideal para aquellos que buscan un cambio sutil pero impactante. Precio aproximado: 100-150 euros.
  • BRONDE: Esta técnica combina el rubio y el castaño, creando un efecto multidimensional en el cabello. Es perfecta para aquellas personas que desean aclarar su melena sin llegar a un rubio total. Precio aproximado: 90-130 euros.
  • MECHAS OMBRÉ: Esta técnica consiste en crear un contraste entre las raíces oscuras y las puntas más claras. El resultado es un efecto degradado y natural que imita el crecimiento del cabello. Es una opción muy popular entre las personas que buscan un cambio radical pero sin perder la naturalidad. Precio aproximado: 100-150 euros.
  • MECHAS SHATUSH: Esta técnica es similar al balayage, pero se caracteriza por ser más sutil y suave. Se aplica de forma más difuminada, creando un efecto de luz y sombra en el cabello. Precio aproximado: 90-130 euros.
  • MECHAS HIGHLIGHTS: Estas son las clásicas mechas que se aplican en todo el cabello, creando un contraste de color. Son ideales para dar luminosidad al rostro y resaltar los rasgos. Precio aproximado: 80-120 euros.
  • BLORANGE: Esta tendencia combina el rubio y el naranja, creando un tono único y llamativo. Es perfecta para aquellos que quieren destacar y probar algo diferente. Precio aproximado: 100-150 euros.

Ahora que conoces algunas de las técnicas más populares de coloración, podrás elegir la que mejor se adapte a tus gustos y estilo. Recuerda siempre consultar con un profesional para obtener los mejores resultados.

¿Qué tipos de tintes existen?

Generalmente hay 3 clases de tintes en el mercado: la coloración no permanente, la coloración tono sobre tono y la coloración permanente.

La coloración no permanente es ideal para aquellos que buscan un cambio de color temporal o para cubrir canas de manera temporal. Estos tintes suelen durar de 6 a 12 lavados, dependiendo de la marca y del cuidado que se le dé al cabello. Además, no contienen amoníaco ni peróxido, por lo que son menos agresivos para el cabello.

La coloración tono sobre tono es una opción intermedia entre la no permanente y la permanente. Estos tintes duran un poco más que los no permanentes, alrededor de 20-30 lavados, y suelen cubrir mejor las canas. A diferencia de los no permanentes, estos tintes contienen una pequeña cantidad de amoníaco y peróxido, lo que les permite penetrar un poco más en la cutícula del cabello y proporcionar un color más duradero.

Por último, la coloración permanente es la opción más duradera y efectiva para un cambio de color completo. Estos tintes contienen amoníaco y peróxido en mayor concentración, lo que permite que el color penetre profundamente en la fibra capilar y se adhiera de manera permanente. La duración de estos tintes varía según el crecimiento del cabello, pero generalmente duran de 4 a 6 semanas. Además, la coloración permanente también puede proporcionar una cobertura completa de las canas.

¿Cuáles son las categorías de coloración del cabello?

¿Cuáles son las categorías de coloración del cabello?

Existen diferentes categorías de coloración del cabello que se utilizan para cambiar su tono y apariencia. Algunas de las categorías más comunes incluyen:

  • Coloración oxidativa: Esta es la forma más común de coloración del cabello y utiliza productos químicos para penetrar en la cutícula del cabello y cambiar su color. Los tintes oxidativos contienen amoníaco y peróxido de hidrógeno, que ayudan a abrir la cutícula y permiten que los pigmentos de color penetren en el cabello. Este tipo de coloración proporciona una cobertura completa de canas y puede aclarar o oscurecer el cabello, dependiendo de la fórmula utilizada.
  • Coloración Demi-Permanente: La denominación demi-permanente se refiere a una gama relativamente nueva de productos de color que combinan la tecnología permanente y la semi-permanente. Estos tintes no contienen amoníaco y suelen tener una menor concentración de peróxido de hidrógeno. Proporcionan un color más suave y menos duradero que la coloración oxidativa, pero son menos dañinos para el cabello. Son ideales para aquellos que desean un cambio de color temporal o para cubrir canas ligeras.
  • DIRECT COLOR FLUO: Esta categoría de coloración se refiere a los colores de cabello más llamativos y vivos, como los tonos neón o fluorescentes. Estos colores suelen ser temporales o semi-permanentes y no contienen amoníaco. Son ideales para aquellos que desean un cambio de color audaz y temporal, y se pueden utilizar para agregar reflejos o mechas a un cabello ya teñido.
  • DIRECT COLOR BANG: Esta categoría de coloración se refiere a los colores de cabello más intensos y vibrantes. Estos colores suelen ser temporales o semi-permanentes y no contienen amoníaco. Son ideales para aquellos que desean un cambio de color llamativo y duradero, y se pueden utilizar para teñir todo el cabello o para crear reflejos intensos.

¿Cuáles son las técnicas de colorimetría?

¿Cuáles son las técnicas de colorimetría?

Las técnicas colorimétricas se utilizan para medir y cuantificar el color de sustancias y materiales. Estas técnicas se basan en la medida de la absorción de radiación en la zona visible por sustancias coloreadas. En principio, todos los sistemas que cuantifican el color a partir de tres variables poseen aspectos colorimétricos: luminancia, longitud y pureza.

La luminancia es la cantidad de luz que emite o refleja un objeto y está relacionada con la intensidad del color. La longitud de onda se refiere a la posición del color en el espectro visible, determinando si es rojo, verde, azul, etc. Por último, la pureza se refiere a la saturación del color, es decir, qué tan puro o intenso es.

Existen diferentes técnicas de colorimetría que se utilizan dependiendo del tipo de muestra y los objetivos de la medición. Algunas de estas técnicas incluyen:

  • Espectrofotometría: Esta técnica se basa en la medida de la absorción de luz por parte de la muestra. Se utiliza un espectrofotómetro para medir la intensidad de la luz transmitida o reflejada por la muestra, lo que permite determinar su color.
  • Colorímetro: Esta técnica se utiliza para medir el color de forma más rápida y sencilla que la espectrofotometría. Se utiliza un colorímetro para medir la intensidad de la luz de diferentes longitudes de onda reflejada por la muestra y se comparan con estándares de color predefinidos.
  • Comparación visual: Esta técnica se basa en la comparación visual del color de la muestra con estándares de color conocidos. Es una técnica subjetiva y depende de la habilidad y experiencia del observador.

Estas son solo algunas de las técnicas de colorimetría más comunes, pero existen otras técnicas más especializadas que se utilizan en diferentes áreas como la industria textil, la pintura, la impresión, entre otras. En general, la colorimetría es una herramienta fundamental para la caracterización y control de calidad de los colores en diferentes aplicaciones industriales y científicas.

¿Qué tipos de mechas hay?

¿Qué tipos de mechas hay?

Existen muchos tipos de mechas, pero hoy te vamos a presentar las 10 más comunes:

  1. Contouring:
  2. Este tipo de mechas busca resaltar los contornos del rostro, iluminando ciertas zonas estratégicas para crear una apariencia más definida.

  3. Balayage: Es una técnica francesa que consiste en aplicar el color de forma libre y natural, sin utilizar papel de aluminio. El resultado son mechas sutiles y degradadas que dan un aspecto muy natural al cabello.
  4. Ombré: Consiste en un degradado de color desde las raíces a las puntas del cabello. Se suele utilizar un tono más oscuro en las raíces y se va aclarando hacia las puntas.
  5. Sombré: Similar al ombré, pero con una transición más suave y sutil entre los tonos. El resultado es un aspecto más natural y menos marcado.
  6. Californianas: Son mechas que imitan el efecto que produce el sol en el cabello, aclarando las puntas y creando un contraste con las raíces más oscuras.
  7. Babylights: Son mechas muy finas y delicadas que imitan el aspecto natural del cabello de un bebé. Se suelen aplicar en mechones pequeños y se busca un resultado muy sutil y luminoso.
  8. Shatush: Es una técnica italiana que consiste en aplicar el color de forma irregular, creando un efecto degradado y con un aspecto más desenfadado.
  9. Money piece: Consiste en destacar una sección del cabello, generalmente alrededor del rostro, con un color más claro para crear un impacto visual.
  10. Melting: Es una técnica que busca fundir varios tonos de color en el cabello, creando un resultado más uniforme y natural.
  11. Chuky highlights: Son mechas más anchas y visibles, que buscan un contraste más marcado y un efecto más llamativo en el cabello.

Estos son solo algunos ejemplos de los tipos de mechas que puedes encontrar. Cada uno tiene sus propias características y se adapta a diferentes estilos y preferencias. Recuerda que siempre es importante consultar con un profesional para elegir el tipo de mechas más adecuado para ti y tu cabello.