Seleccionar página

El Paleolítico es una de las etapas más fascinantes de la historia de la humanidad, en la que nuestros antepasados ​​vivieron en armonía con la naturaleza y desarrollaron herramientas y técnicas para sobrevivir. En España, este período dejó un legado invaluable de arte rupestre y asentamientos prehistóricos que nos permiten comprender mejor nuestra historia. En este artículo, exploraremos el mapa del Paleolítico en España y descubriremos los principales sitios arqueológicos que debes visitar para sumergirte en el pasado remoto de nuestra tierra.

¿Cuál es la ubicación geográfica del Paleolítico?

El Paleolítico es una etapa de la prehistoria que abarcó desde hace aproximadamente 2,6 millones de años hasta hace unos 10.000 años. Durante este periodo, los seres humanos se dedicaban a la caza, la pesca y la recolección de alimentos. Habitó principalmente en Europa y Oriente Próximo, aunque también se han encontrado evidencias de su presencia en otras partes del mundo como África, Asia y América.

En Europa, el Paleolítico se caracterizó por la presencia de grupos de cazadores-recolectores que se movían constantemente en busca de recursos. Estos grupos solían habitar en cuevas o construir refugios temporales al aire libre. Durante esta época, los seres humanos desarrollaron herramientas de piedra tallada, como hachas, cuchillos y raspadores, que les permitían cazar animales y procesar alimentos.

¿En qué periodo abarca el Paleolítico en España?

¿En qué periodo abarca el Paleolítico en España?

El Paleolítico en España abarca un largo periodo de tiempo, desde hace aproximadamente 1,4 millones de años hasta alrededor del 8.000 a.C. Durante esta etapa, los primeros seres humanos que habitaban la península ibérica eran cazadores y recolectores nómadas. Dependían de la caza de animales y la recolección de frutos y plantas para sobrevivir.

Durante el Paleolítico en España, se desarrollaron diferentes culturas y grupos humanos, como el Homo antecessor y el Homo neanderthalensis. Estos grupos dejaron evidencias de su presencia a través de herramientas de piedra, restos de animales y pinturas rupestres. También se han encontrado restos de asentamientos temporales, en cuevas y abrigos rocosos, donde los seres humanos vivían temporalmente antes de seguir su camino en busca de recursos.

¿Cómo y dónde vivían en el Paleolítico?

¿Cómo y dónde vivían en el Paleolítico?

En el Paleolítico, los seres humanos vivían en tribus, en pequeños grupos familiares. Estos grupos nómadas se desplazaban constantemente en busca de alimento y refugio. Para protegerse de las inclemencias del clima y de los depredadores, se refugiaban en cuevas naturales. Las cuevas también les proporcionaban un lugar seguro para descansar y dormir.

En cuanto a la forma de vida, los hombres y las mujeres del Paleolítico se vestían con las pieles de los animales que cazaban. Estas pieles les proporcionaban abrigo y protección contra el frío. También utilizaban utensilios como hachas y lanzas hechos de piedra, madera y hueso que ellos mismos tallaban. Estas herramientas les permitían cazar animales y recolectar alimentos de forma más eficiente.

Además de las cuevas, también se han encontrado evidencias de asentamientos temporales al aire libre. Estos asentamientos consistían en refugios simples hechos con ramas y pieles de animales. Estos refugios eran utilizados durante períodos cortos de tiempo, mientras los grupos se desplazaban en busca de nuevos recursos.

¿Cuándo comienza el Paleolítico en España?

¿Cuándo comienza el Paleolítico en España?

El Paleolítico en España se divide en tres periodos: Paleolítico Inferior, Paleolítico Medio y Paleolítico Superior. El Paleolítico Inferior es la primera etapa y se estima que comenzó hace aproximadamente 1.350.000 años y abarcó hasta alrededor de 130.000 años a.C. Durante este periodo, los grupos humanos que habitaban la península ibérica eran cazadores-recolectores nómadas que dependían de la caza de animales y la recolección de frutas y vegetales para subsistir.

El Paleolítico Inferior se caracterizó por el uso de herramientas de piedra tallada, como bifaces y hachas de mano. Estas herramientas eran utilizadas para la caza, la producción de alimentos y la construcción de refugios. Durante esta época, los seres humanos vivían en cuevas y abrigos rocosos, donde dejaron evidencias de su presencia en forma de pinturas rupestres y restos de herramientas.